y blablablá, que si lo que hay que hacer es esto…puta moral cristiana católica apostólica romana.
y no me creo a nadie.
“es que si yo fuera tú, lo habría hecho de otra manera”
me cago en la puta!!! es que tú no eres yo!!!, es que si fueras yo, si de verdad fueras yo, entonces hubieras hecho exactamente lo mismo que yo, lo que pasa es que no eres yo, lo que te pasa es que no tienes ni puta idea de lo que es ser YO, porque eres TU!!!!
que no coño, que estoy mayor yo para lecciones morales.
FIDELIDAD, RESPETO ¿estamos locos?
¿y me lo dices tú?

me hablas tú de FIDELIDAD y RESPETO, tú que no te respetas, tú que no eres fiel a ti mismo, tú que te mueres por ser yo. Yo que no tengo principios.

que si hay que ser de tal forma o de tal otra, ¡¡venga hombre!!, no tengo ni tres minutos de mi tiempo para perderlos en ser cómo debería, pero tengo toda la vida para ser YO, y si te apetece, pues esto es lo que hay.

modernos de palo, malasañeros, estetas, arquitectos, la calle fuencarral entera, me los pasaría por los huevos si los tuviera.

¿Qué?, no me estoy cagando en Dios, todavía no, sólo digo que si a los humanos nos hubiera dado por inventarnos un Dios malo, en lugar de un Dios bueno, a lo mejor entonces, a lo mejor entonces nos llevariamos bien las personas. no lo sé.

y me meto en el metro, y me mira la mechas rubias de arriba a abajo, como otras veces, pero hoy no tengo el día y te voy a esperar. Ella empieza por los pies (mis botas rosas), tobillos (calentadores plateados), los muslos y la cintura (dos medias superpuestas unas más cortas azules, unos leggins morados y minifalda escocesa) el torso (una camiseta negra y unas medias moradas que hacen de mangas), el bolso (el de chapas y ganchillo), el cuello (mi collar de antena y tuercas) y llega a mi cara, y yo la estoy esperando y me mira a los ojos, y yo la sostengo la mirada, un poco más, un poco más, y la suelto, y empiezo a mirarla de arriba a abajo: sosa, sosa, sosa, sosa, sosa, sosa, y llego a los pies, y sonrío de medio lado.

tú que me hablas de principios, ¿hay alguno que sea tuyo?. ¿Eso es lo que se supone que tengo que ser? ¿como la rubia esta que va tan mona?. Ni tres minutos, ni tres segundos, ni muerta.

Pero si tiras tus putos principios, tus prejuicios y tus historias a la basura, entonces, entonces conmigo tienes barra libre.