He estado 13 meses en la revista, así que calculo que hará unos 12 meses apróximadamente me enfadé con mi jefe por primera vez, y le escribí esta carta en mi casa, carta que nunca le di…. hasta ayer….

Sr. Jefe:

Cuando me hablaron de trabajar aquí, me pareció estupendo, hice la entrevista sabiendo que no me iban a coger…
Después de todo, y por alguna razón, algo debisteis ver que os parecí bien.

Y empecé.
Tranquila porque confiaba en que lo haría bien. Aunque no tiene nada que ver con lo que hacía, pero al final lo que hacía es lo mismo que lo que hago. Al final todo es lo mismo. Y confié en que lo haría bien, y me tranquilicé.

Luego no lo hice bien. Luego, otra vez, tampoco, y luego… espero equivocarme mejor.

Aun así, todavía sigo aquí, tan contenta de que lleguen los lunes y que hablemos de muchas cosas, y yo llevo muchas cosas de toda índole porque me parecen bien muchas cosas, la inquietud de las personas me inquieta, y yo pretendo inquietar, aunque a veces me sale regular.
Estoy a favor de ser ingenua, porque se saca más que de no serlo, todavía me sorprende casi todo, lo bueno y lo malo. No sé ser quieta.

Soy tremendamente ignorante, pero también soy lista, intuitiva y a veces ingenua. No leo arquitectura porque leo literatura, pero entiendo perfectamente la arquitectura. Cada vez que me dais un proyecto, lo primero que hago es tratar de mejorarlo, no es un acto de prepotencia, es un acto que significa únicamente que no me queda más remedio que ser arquitecta.

No entiendo de contextos históricos, de influencias hacia otras obras, de lo que supuso en su momento tal o cual edificio, pero entiendo absolutamente el proyecto, es como si de repente hablaran mi idioma. Yo siempre cuento, que en la Escuela un día, me regalaron unas gafas de ver, y ya no he podido quitármelas ni tampoco ver las cosas iguales.

En cuanto a mi jefe LFG…a veces te pones un poco desafiante en tus maneras, yo sé que en realidad, aunque digas que te preocupa lo poco que sabemos, en realidad pretendes que sepamos más, que nos picas para estimularnos, pero nos haces sentir un poco pequeños, a mí concretamente, y sí, soy pequeña, pero me parece bien aprender, no me da especialmente vergüenza hacer las cosas mal, porque prefiero siempre hacer que no hacer, y eso es un valor en sí mismo, que a lo mejor no es lo que estáis buscando, pero que probablemente sea mejor que lo que estáis buscando.

Bueno, y nada más, que gracias.

About these ads