hay un bicho en mi cama que se me ha enamorado. demuestra su afecto hacia mí, del único modo que le han enseñado, picándome.

solo me pica a mi.

para él, sólo yo existo.

mi olor le enloquece, y no puede controlarse.

me picó primero en los brazos, en la espalda después, luego en el cuello y hasta en mi trasero.

el mejor amante, no es tan buen amante como mi bicho.

no conozco la forma física de mi amante.

se guarda mucho de mantenerse oculto, a la vieja usanza, es tímido, cauteloso, y le gusta mi sangre.

yo estoy deseando verle…y matarle.

al final del día del lunes, me quedé paralizada durante 30 minutos, eso me sucede algunas veces cuando una situación me desborda, de pronto pensé en todo lo que tenía que hacer EL MARTES, (el martes es un día tonto, dicen faemino y cansado, un día tonto, tonto, que ni siquiera es día del espectador, pero mi martes de ayer fue tan grande, a pesar de sus limitadérrimas 24 horas, que me parecía indicado presentarlo en mayúsculas), al rato me levante de mi ataqué catatónico, me acoste, y cuando me levante ya era MARTES.

Me despierto, las 7:40, tarde, es tarde, sms a mi jefe: me retraso,  salgo corriendo.
próxima estación: príncipe pío, entro en el curro: son las 9, curro, curro, las 11, me voy a la Escuela de Arquitectura.
próxima estación: ciudad universitaria, recojo el título (sigo siendo arquitecta, pero ahora con título), visito la cafetería dónde he quedado con Alexia. Alexia entrega su pfc el viernes y quería que le echara un vistazo, se lo echo y me voy, son las 12 cojo el metro.
próxima estación: banco de españa, voy a la caja de arquitectos: verá señorita, no entiendo qué pasa con mi tarjeta!, no puedo comprar por internet con mi tarjeta!!, he perdido dos reservas de avión!!! cada minuto que hablamos sube el precio del vuelo!!!!, ayúdeme!!!!!; voy a la caixa, hago una transferencia a tubillete.com, mientras hablo por teléfono, son muy lentos, son las 13h, voy a Asemas (seguro del arquitecto), ayudénme,  no entiendo nada de nada de nada. gracias caballero. ultima gestión, cuarta planta del colegio de arquitectos. ya está. es hora de comer así que como.
próxima estación: príncipe pío, son las 15:30, he quedado con pincho (pincho es mi amigo David Hornillos, del que he colgado unas fotos preciosas), nos tomamos un café, nos abren el pecho como en Indiana Jones, para sacarnos 5 euros sin compasión por dos cafés.
he quedado con pincho, porque me tiene que hacer unas fotos de espaldas, así que bajamos a la calle en la que trabajo (aniceto marinas) y comieza el show: ando, me quedo quieta, ando, brazos en jarras, miro para arriba (veo que tenemos público asomado al balcon, pero no me inmuto), me cambio de ropa, otra vez, y otra, ando ando ando, adios pincho, sigo andando y entro a currar, son las 16h. curro, curro, curro y curro.
próxima estación: quevedo. hemos quedado de nuevo con pincho, ahora la temática es celebrar su cumpleaños, cenamos.
próxima estacion: banco de españa. son las 22h vamos a un concierto en el círculo de bbaa: Manu Dibango (gran saxofonista de origen camerunés, que toca funky con reggae divinamente), esplendido conciertazo, en el conciero hay otros amigos y no insisten que nos tomemos la última por ahí: please aicandemor, dejadme abandonar este mundo de locura desenfrenada que me quiero ir a casa….raquel, no te quejes que todos trabajamos.
chicote: blabla, cumpleaños feliz, caña, blabla me voy. por favor ¿cuanto son dos cervezas y una tónica?. 17 euros. el hijo puta me abrió de nuevo el pecho para sacarme el corazón, pero como ya me lo habían sacado antes, soló me robo la pasta.
próxima estación…..ni de coña: Taxi!!!. estoy bastante ebria. son las dos de la mañana. llego a casa, vomito y me acuesto.

Suena el despertador, son las 7, ya es miércoles. no me lo puedo creer. mi cara tampoco, mi cuerpo no responde, mi cabeza da vueltas. me miro al espejo: dios!!! mi aspecto es lamentable, tengo un ojo absolutamente hinchado. hago memoria: nadie me pegó anoche.

Mi mosquito enamorado, esta noche me ha picado en el ojo derecho, no lo puede evitar, me adora.