hoy ha sido un día especialmente dfícil porque le he dicho, otra vez, a mi jefe que quería irme del trabajo.

como otras veces me lo han puesto difícil, porque a ellos no les viene bien que me vaya.

lo que a otras personas les resulta fácil a mi me resulta difícil, me dicen:”quela, si ya lo tienes decidido pues ya está, lo más difícil es decidir lo que uno quiere”.

a mi también me resulta difícil saber lo que quiero como a los demás, per además me resulta difícil enfrentarme a mis jefes y no pensar que les estoy haciendo una putada.

 Después de tres años, desde que terminé la carrera, creo que por fin sé lo que quiero hacer, y he decidido intentarlo con todas mis fuerzas, pero sé que va a ser difícil y aveces tengo pesadillas.

tener un trabajo como el mío, es como tener un novio cómodo, que sabes lo que te da, que sabes que no te falla, que está ahí, que te quiere y te valora, pero que no te mueve por dentro. dejar un novio cómodo es muy difícil.

mañana tengo que comer con mi jefe, un último intento por su parte para persuadirme.

estoy acojonada, mañana va a ser todavía más difícil.

espero conseguirlo.